A Padres e Hijos les Viene Bien Desconectarse de Internet

Poner reglas, ser cauteloso y dar acompañamiento son algunos de los consejos que dan los especialistas para el uso de internet, que en estos días se ha incrementado. Sin embargo, los estudios muestran que niños y adolescentes siguen queriendo tener la atención plena de sus padres. Compartir tiempo con los hijos fuera de internet sigue siendo importante.

Internet ofrece a niños y jóvenes posibilidades casi ilimitadas. Cuando se meten en las redes sociales o en un videojuego, las horas pasan volando. Durante la pandemia del coronavirus, el uso de Internet se ha disparado: Según un estudio, los niños de 10 a 17 años pasan ahora un 75 por ciento más de tiempo jugando con videojuegos.

Iren Schulz, coach especializada en el uso de los medios online y miembro de una plataforma alemana que alerta sobre el uso que hacen los menores de Internet, considera que la fase de confinamiento por el coronavirus han sido un momento extraordinario en el que se han vivido situaciones fuera de lo normal.

No obstante, Schulz aconseja a las familias, que impongan reglas en lo que se refiere al uso de Internet, las redes sociales y los videojuegos.

Cuando a los niños se les ha inculcado reglas claras de pequeños, en la adolescencia también las respetan. Toda la familia debería cumplir esas normas, como por ejemplo cenar juntos o hacer actividades juntos sin el celular de por medio y pasar tiempo en familia el fin de semana en vez de estar conectados a cualquier cosa en Internet. Los niños se dan cuenta muy bien cuando son los propios padres los que no siguen las reglas.

Una buena forma de conseguirlo es establecer un contrato de uso de Internet, que se puede encontrar fácilmente navegando en la red. El contrato se puede imprimir y colgar en la nevera, lo que puede ayudar a evitar las recurrentes discusiones diarias al respecto.

Por un lado, hay reglas de tiempo para la actividad online. Tenemos los siguientes puntos de referencia: hasta los cinco años, media hora de pantalla al día, hasta los nueve años, una hora. A partir de nueve años ya se puede ser más flexible. Se pueden calcular unos diez minutos más al día por año o una hora más por año a la semana.

Cuando se trata de una clasificación por edades de los videojuegos, los progenitores se pueden orientar en las clasificaciones oficiales.

¿Qué peligro conlleva un elevado consumo de internet y cuáles son los aspectos positivos del uso que se hace de este medio?

Cuando se registra un elevado consumo de Internet eso indica que en la vida real existe un desequilibrio en el entorno social. Esta situación suele darse como vía de escape a la falta de reconocimiento e inclusión social. Creo que el mayor riesgo, también de cara al futuro, reside en la cuestión de la protección de datos y la privacidad, sobre todo en el caso de los niños y adolescentes.

En el lado positivo, Internet ofrece grandes oportunidades de aprendizaje e información. Se puede conectar bien con otros, algo que se ve en esta cuarentena por la epidemia. Hay aplicaciones que son creativas, fomentan el movimiento e involucran a toda la familia. Hay tantos aspectos positivos como desafíos.

Por qué es tan Importante Aceptar a los Amigos de tu Pareja

Este es uno de los aspectos que más nos cuesta aceptar cuando nos involucramos con alguien de manera más seria. «Los amigos de mi pareja no tienen por qué ser mis amigos», dice el axioma bajo el que se rigen algunos con pragmatismo más bien ignorante. Porque lo peor que puedes hacer es establecer antagonismos en la cabeza de tu pareja; no puedes crear dos bandos en el que uno estás tú y el otro están sus amigos, sobre todo esos que no te caen bien.

Son Parte del Paquete

Cuando uno decide compartir su vida en un nivel más íntimo con alguien, también asume que esa persona va a compartir su bagaje biográfico y emocional con uno. Familia, experiencias pasadas y amigos son parte del paquete. Y es cierto que hay individuos o personas que son más difíciles de tratar que otras o que quizás no te pongan las cosas muy sencillas en un primer momento.

Para ello, es importante tener presente que hay un esfuerzo extra que quizás haya que hacer al principio. Sonreír, socializar, tratar de seguir conversaciones con referencias que no entiendes del todo. Es parte del ritual, pero son también oportunidades en las que puedes buscar tender puentes con estas personas, en lugar de dinamitarlos.

No es Bueno Victimizarte

Si sientes que hay quienes tienen una actitud «hostil» hacia ti, tal vez es momento de ver las cosas desde una óptica un poco más crítica: ¿es realmente así? Muchas veces caemos en el juego de la profecía autocumplida; de terminar dándonos la razón nosotros mismos a través de la validación de nuestros prejuicios. No tienes por qué tolerar faltas de respeto ni actitudes abiertamente agresivas, pero en lo que corresponde al plano de las interpretaciones, tal vez es mejor no dejarse llevar por esa primera experiencia.

Por otro lado, es importante que encuentres un lenguaje adecuado para hablar de estos temas con tu pareja. La tendencia a victimizarte no te va a llevar a ningún lado, del mismo modo que tampoco sumarás puntos si te dedicas a criticar y resaltar lo negativo de ciertas ‘juntas’ a tu pareja. Si tienes comentarios, inquietudes o dudas, lo mejor es hacerlas con la mayor transparencia y tranquilidad posible y, de preferencia, cuando no estén al calor de una discusión.

Compartir
Artículo anteriorRevista Septiembre 2020
Artículo siguienteEVENTOS VARIOS

Leave A Reply

Please enter your comment!
Please enter your name here