Hace siete increíbles años nació la revista “LO MAXIMO, L.A.”, una ambiciosa iniciativa que buscaba darle a nuestra comunidad un sentido de información más ágil, novedoso, pero a la vez muy respetuoso; un medio que lograra la confianza de nuestra gente y el amor del público. La tarea no era fácil, pero una buena estructura periodística y editorial, deseos inmensos de innovar y muchas horas de trabajo nos han consolidado como un medio querido en esta nuestra ciudad angelina.

El objetivo se cumplió, y desde hace siete años “LO MAXIMO, L.A.”  es la número uno. Cada vez el número de quienes nos leen sube, pero todo esto no sería posible sin la fidelidad de quienes nos leen y nos siguen, que aprecian y valoran nuestro inagotable trabajo.

Desde cuando llegamos al mercado, nos ha distinguido el brindar una información fresca, actual y entretenida, escrita con un lenguaje sencillo, directo y respetuoso. Nos esforzamos por darle al lector lo que quiere ver. Procuramos que cada uno de los artículos sea inspirador, que deje algo positivo a cada persona que lea nuestras páginas.

Por todo ello siempre comento que esta revista es de ustedes, ya que sin su inestimable colaboración no podría existir. Desde aquí quiero reiterar mi infinito agradecimiento a todos y cada uno de los colaboradores de esta revista que, reitero, es de todos. Y aprovecho estas líneas para invitar a todos aquellos y a todas aquellas que quieran colaborar con nosotros, que quieran formar parte de esta maravillosa aventura aportando sus puntos de vista, sus miradas sobre la realidad del territorio que habitamos. ¡Son todos y todas bienvenidos a esta casa!

“LO MAXIMO, L.A.”, es la revista de nuestra gente, hecha con amor, que nace de un equipo humano invaluable, de periodistas que aman su trabajo y de un equipo comercial absolutamente exitoso. No hay secretos, ni fórmulas infalibles, nuestra amada revista es el resultado de un trabajo constante, lleno de pasión y energía. Aquí se trabaja 24/7 con la camiseta puesta.

Pero estos 2,520 maravillosos días de inagotable trabajo no serían posibles en primer lugar sin la ayuda de Dios Nuestro Señor quien ha sido nuestro guía, seguida de ese apoyo incondicional y hoy más que nunca en que estamos viviendo una situación tan dura, de nuestros amados anunciantes, no tengo palabras para agradecerles su vital apoyo y por último y no porque sean menos importantes a nuestros amados lectores quienes mes a mes nos buscan y están ávidos de tenernos en sus manos, a todos y cada uno de ustedes, no me queda más que darles desde lo más profundo de mi corazón mis más inmensas gracias, que Dios los bendiga y deseo que por favor me sigan ayudando a que ‘LO MAXIMO, L.A.” viva por muchos años más.

Por eso, como en el lanzamiento, vamos a celebrar este séptimo aniversario y queremos que se unan a nuestra inmensa alegría.

Leave A Reply

Please enter your comment!
Please enter your name here